Una de las principales razones por las que las personas buscan tu ayuda como psicoterapeuta es porque, de una forma u otra, se sienten atrapados.

Tal vez tienen creencias limitantes sobre lo que pueden o no pueden hacer o lograr.

A veces no pueden salir de un círculo de comportamiento autodestructivo.

O, simplemente, el miedo los detiene para hacer cambios o probar algo nuevo.

¿Has escuchado que si pones una cara feliz, al poco tiempo comenzarás a sentirte mejor?

Pues es cierto, porque los patrones físicos de tu cuerpo no solo reflejan cómo te sientes, sino que también crean tus sentimientos.

Como psicoterapeutas corporales sabemos que existe una interacción profunda entre nuestra mente y nuestro cuerpo. A esta conexión la llamamos “identidad funcional entre el cuerpo y la mente”.

Desde nuestra perspectiva holística, también sabemos que cuando un consultante se siente “atrapado” -psicológica o emocionalmente- es porque está igualmente “atrapado” en contracciones musculares crónicas que conservan y recrean las memorias de sufrimiento y las emociones “negativas”.

Y nadie mejor que tú como psicoterapeuta corporal para ayudarlo a librarse de esta prisión.

La liberación de las tensiones musculares crónicas se puede lograr, al igual que las cargas psicológicas asociadas a ellas, de una manera eficiente y cuidada.

¿Cómo funciona este proceso?

¿Cómo puedes llevarlo a una mayor profundidad?

¿Te gustaría desarrollar más habilidad  y práctica para trabajar directamente en el desbloqueo de los músculos del cuerpo?

Encuentra la respuesta a estas preguntas -y mucho más- en el  PRIMER MÓDULO
de nuestro  Programa de Posgrado y Clases Magisteriales 2018.

Esta es la experiencia que necesitas para pasar al SIGUIENTE NIVEL.

¿Y si revisas la información del programa ahora?

Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx

 


Síguenos en Facebook

Comentarios